viernes, 23 de mayo de 2008

Me enamoré de ti...

-¿Te pasa algo?
*No, nada.
-¿Estás seguro?... porque te veo medio raro desde hace una semana
*Es por la semana de exámenes, estoy durmiendo poco.
-Pero es que... ni en los exámenes pasados estuviste así.
*Bueno, en estos sí
-¿Estás enojado conmigo?
*No, nada que ver.
-Bueno pues... parece. Ya no hablamos como antes.
*Últimamente no estoy hablado con nadie
-Yo te veo hablar normal con los demás
*Ya, ¿sabes qué?... desde mañana te vuelvo a hablar como antes
-¿Y por qué no hoy?
* ...
-Responde
*¡Porque primero me tengo que perdonar!
-¿Qué... qué hablas?
*Nada, no me hagas caso.
-No, no. Somos amigos sabes que puedes confiar en mí.
*Por eso mismo. Como somos buenos amigos no puedes saber más. Y por favor deja de preguntarme. Por favor
-No te voy a dejar de preguntar porque te está pasando algo y me preocupa.
*Sí, seguro...
-¿Qué dijiste?
*Nada...
-¿Acaso no crees que me importas?
*¡No, no es eso!... Es solo que... no te lo puedo decir.
-¿Pero por qué no?
*Porque he hecho algo malo... he hecho algo que puede terminar con nuestra amistad.
-Vamos, no creo que hayas hecho algo tan malo.
*Sí, si lo hice. Y te pido perdón... jamás fue mi intención.
-Deja de decir esas cosas, ya me estás asustando
*Perdón
- ...
* ...
- Entonces... ¿me piensas decir?
* Sólo con dos condiciones
- ¿Cuáles?
* La primera es que lo pienses bien si de verdad quieres saberlo...
-Sí, si estoy seguro
*Bueno. La segunda es que no digas nada después de que yo hable. Nunca.
-¿Qué quieres decir?
*Luego de que sepas lo que hice, no quiero que me digas nada. Yo ya sé qué es lo que vas a hacer
- ...
*¿Aceptas esas dos condiciones?
- ...(silencio)
* ¿Sí o no?
- Sí, sí las acepto.
* bueno... lo que hice fue...
- ¿Qué cosa?
*Me enamoré de ti...